Controles ergonómicos del puesto de trabajo

Muchas de las dolencias del trabajador se relacionan con malas posturas, posturas incómodas, fuerzas excesivas, movimientos repetitivos tanto en un puesto de trabajo sedentario de oficina como en planta.
Luego de una observación minuciosa del puesto de trabajo (individual), se realizan correcciones en los movimientos y las posturas del trabajador con el objeto de disminuir y prevenir posibles dolencias músculo-esqueléticas. Se trata de modificar el patrón de movimiento del trabajador, para que el mismo pueda moverse con mayor comodidad frente al puesto.

Se recomienda repetir los controles ergonómicos 1 vez al mes por cada trabajador para reforzar la postura correcta aprendida. Sujeto a cambios de acuerdo a necesidades y posibilidades de nuestra empresa.

Controles:

Mediciones periódicas de indicadores de salud:
▶ FC (Frecuencia cardíaca)
▶ PA (Presión arterial)
▶ Evaluaciones morfológicas (Antropometría).

 


Jornadas recreativas